Caso de éxito Corporación Médica de Caquetá – CORPOMEDICA

"

Fernando Escobar, medico, egresado de la Universidad Javeriana, cirujano, especialista en cirugía general, auditor médico y alto gerente en IPS, trabaja en Caquetá desde 1987, vinculado del todo en esta región desde 1993, ha trabajado en todas las instituciones de esta zona y en la actualidad dedica la mayor parte del tiempo a la clínica Corpomedica, una institución sin ánimo de lucro dedicada a la prestación de servicios de salud y a generar trabajo a la población que se dedica a la salud.

Corpomedica es una institución de segundo nivel que presta servicios de primer nivel, con altos estándares de calidad. Entre los servicios que presta se encuentran: medicina general, está comenzando a prestar servicios de consulta externa especializada y tiene una sede que, de servicios de hospitalización y cirugía, ofrece múltiples especialidades y se destaca desde hace muchos años por la cirugía laparoscópica. Hace un tiempo, se ha integrado personal joven como gastroenterólogos, oftalmólogos, dermatólogos, fisiatras, ginecólogos, entre otros; estas incorporaciones han fortalecido la institución a pesar de todas las dificultades dadas por la pandemia.

Trayectoria de Corporación médica de Caquetá

F.E. Corpomedica han sufrido las dificultades de las empresas de salud del país, ha permanecido absolutamente todo el tiempo con una iliquidez agobiante, con grandes dificultades. Hemos conformado grupos con auditores y gente de calidad que buscan mejorar el trabajo en la institución y los estándares de calidad de la misma, hacemos visitas de referenciación a instituciones muy grandes de Bogotá, comenzando por Reina Sofía, siguiendo por Clínica de Occidente, Fundación Santafé de Bogotá y múltiples instituciones de Bogotá a donde vamos para evaluar qué tomar de ellas para implementar nosotros. En una de estas visitas a Clínica de Occidente, buscamos un software robusto que nos permitiera evitar los problemas que teníamos, además de soportar las demandas médicas, conocer la productividad de cada funcionario, de cada médico, evitar tantas glosas, evitar tanto problema que teníamos con la facturación, que el nuestra información no presentara las incongruencias que teníamos con los sistemas que aunque baratos, no cumplían todas las necesidades, expectativas y reglamentación vigente en el país. Implementamos DGH desde hace dos años y medio aproximadamente, la experiencia ha sido muy agradable, ha logrado cumplir las expectativas, los servicios de facturación están al día, la farmacia es más robusta, nos permite controlar y evitar fugas, las historias clínicas quedan muy bien soportadas para enfrentar demandas, no hay las incongruencias ni perdidas de información que teníamos con otros sistemas con que contábamos. Estamos seguros que DGH es una herramienta muy útil para el desarrollo de una organización, inclusive pequeña como la nuestra, pero con grandes ambiciones como nos toca en estas épocas.

¿Cuáles han sido los más grandes retos de Corporación médica de Caquetá?

F.E. Nosotros tomamos Corpomedica hace 9 años, una institución que estaba al borde del cierre, los 200 socios que tenía, profesionales de la ciudad, se retiraron por temor a las demandas de la DIAN y porque consideraron que el negocio no era viable. Un número demasiado reducido de profesionales, 5 personas que nos arriesgamos a manejar la empresa con métodos diferentes a los que se estaban utilizando anteriormente, hemos logrado que el modelo sea eficaz y funcione a pesar de las grandes dificultades como no tener contactos en las sedes grandes, no lograr que nos paguen las EPS por sus tantos problemas en el país. A pesar de esto hemos logrado seguir funcionando, creciendo con los días y soñando con prestar un buen servicio la población que atendemos.

¿Actualmente cuentan con alguna acreditación?

F.E. Estamos en proceso de acreditar varios servicios, tenemos dificultades locativas, hemos construido un área de consulta externa con 14 consultorios, sala de fisioterapia, odontología y un área administrativa, además de unas salas de espera generosas. Esto nos permite funcionar con estándares de calidad bastante altos, estamos mejorando consultorios, tenemos problemas locativos con la sede de segundo nivel donde se realizan las cirugías y hospitalización, es una serie arrendada, estamos construyéndola y esperamos antes de dos años estar finalizando para funcionar desde allí. Hasta que cumplamos con la parte locativa no podemos iniciar los procesos de acreditación, sin embargo, contamos con todo lo de norma para funcionar acorde a los requisitos exigidos por el Ministerio de salud.

¿Cómo ha hecho Corporación Médica de Caquetá para mantenerse a lo largo del tiempo con una institución destacada en el sector salud?

F.E. Parte de nuestra base es la auditoria que nos permite controlar los procesos y buscar solución a los problemas que tenemos día a día con los diferentes profesionales, los insumos, el laboratorio clínico, los rayos X, etcétera, etcétera. DGH ha sido una parte muy importante para que la auditoria nuestra sea fuerte y nos permita controlar de una manera más fácil el manejo de una institución con tantas aristas y tantos problemas como nuestra clínica, que, aunque pequeña, no deja de tener mucho problema.

¿Cómo han sobrellevaron los grandes desafíos generados por la pandemia?

F.E. Hemos intentado mantener la totalidad de nuestra nómina. La pérdida financiera fue superior a los 900 millones de pesos, pero al ser una institución sin ánimo de lucro tenemos un compromiso social con nuestra población y es por eso que, a pesar de las dificultades, sostuvimos el trabajo a tantas familias que lo necesitan, en un área donde el desempleo tiene los índices muy altos. Aquí seguimos con fe en que esto va a mejorar, a cambiar, y vamos a hacer cosas novedosas en nuestra región para competir con mayor facilidad y holgura con otras instituciones de mayor tamaño, lo cual no es del todo fácil pero importante para atraer un poco más a los usuarios. La prestación del servicio en Corpomedica es bastante personalizada, atendemos gente muy humilde, campesinos que vienen desde muy lejos, les ofrecemos profesionales de la ciudad y ellos se sienten muy a gusto con el servicio que prestamos a pesar de todas las limitaciones que poseemos.

¿Cuáles son los próximos proyectos de Corporación médica de Caquetá?

F.E. Trabajamos mucho en el programa de capacitación al personal médico y paramédico, capacitamos a nuestras auxiliares, enfermeras, a los médicos generales, los especialistas. Traemos desde Bogotá especialistas de primera línea que conocen la labor que realizamos y hacemos jornadas quirúrgicas con frecuencia para lograr cirugías novedosas. Esto nos ha permitido procedimientos quirúrgicos diferentes, con lo cual somos buscados por la ciudad para resolver casos que no han podido resolver. Nos reinventamos todos los días, trabajamos muchísimo con el personal de salud que hace 9 años estaba prácticamente desocupado, sin trabajo; en la actualidad las condiciones son mucho mejores y el compromiso de ellos es enorme con la institución, porque se les consiente bastante, se les trata muy bien, los llevamos a conocer su territorio, la mayoría no lo conocían, estamos en actividades de salud ocupacional conociendo los sitios más hermosos de Caquetá y eso nos convencen de dar lo mejor en el servicio a los pacientes.

¿Cómo se apoyan técnicamente para dar cumplimiento a los retos actuales y proyectos futuros?

F.E. Tenemos varios auditores en el proceso de atención médica y facturación que nos alertan sobre el cumplimiento de protocolos con médicos, a través de DGH. Adicionalmente esta plataforma nos permite conocer cuáles son los médicos más productivos, los menos productivos, los más resolutivos, los tiempos de espera, etcétera. Es muy importante para Corpomedica contar con esta información porque podemos trabajan en la solución sobre los problemas que se detecten. Si una empresa tan grande como esta no tiene la información, trabaja a ciegas y no es fácil solucionar los problemas que todos los días se presentan. Adicionalmente, cuando el personal ve que se le está revisando, diciendo sus fallas y sus tiempos de espera y demás no logra entender cómo comenzamos a tener esos datos y sin duda alguna hace mejorar su funcionamiento.

Aunque yo no soy la persona que más interactúa con DGH, los auditores logran a través de la plataforma datos de lo que está pasando en diferentes sitios, los problemas que podamos tener con la facturación en determinadas IPS, si los códigos no sirven rápidamente colocamos los códigos que nos permiten solucionar, atendemos de inmediato estas situaciones.

Personalmente voy a trabajar con el ingeniero nuestro para aprender sobre la obtención de la información con DGH y no depender de nuestros auditores, aunque no sea tan fácil para mí disponer del tiempo porque me dedico muchísimo a la cirugía, pero sin duda alguna es buenísimo conocer la información. Hemos logrado una interfaz con nuestro laboratorio, consiguiendo que nuestra historia sea aún más robusta de lo que era gracias al reporte con los laboratorios.

CLIC AQUÍ PARA OBTENER LA VERSIÓN DESCARGABLE

Otros artículos

Boletín Agosto.

Boletín Agosto.

MinTIC y MinSalud reglamentaron la creación de la Historia Clínica Electrónica Fuente: La República La ministra TIC,...